Utilizamos cookies propias y de terceros para gestionar tu visita, si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de uso de cookies. ¡Gracias!

Aceptar
ES | EN | FR

Comer bien y de manera saludable, cuidarse y cuidar el medioambiente, pasear, hacer deporte. Llevar un estilo de vida saludable no tiene por qué convertirse en un calvario y mucho menos ser aburrido. Se puede, fácilmente, conjugar placer y salud. En nuestro blog compartimos con vosotros consejos y experiencias, tanto propias como ajenas, para conseguir lo que todos pretendemos: disfrutar de cada minuto de vida, una vida plena y larga.

Compártelo

Fuente: Canal Cocina

Un plato típicamente madrileño, podríamos decir que sus orígenes se remontan al siglo XV. Los callos se preparan de manera distinta a lo largo y ancho de nuesta península como en el sur de España que lo sazonan con hierbabuena, en Asturias utilizamos morcilla asturiana, en Cataluña se elabora acompañado de garbanzos. Cada provincia o región tiene sus particularidades pero en todas ellas, comparten la utilización de materia prima de calidad. Prepara unos Callos a la Madrileña de forma fácil, sencilla y saludable.

Receta Callos a la Madrileña con chorizo picante y morcilla ahumada.

Ingredientes:

  • 1 kg de callos limpios
  • 1 Cebolla
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 hueso de jamón
  • 2 Chorizos picantes Embutidos Saludables El Hórreo
  • 2 Morcillas ahumadas Embutidos Saludables El Hórreo
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón

Preparación:

  • Cortamos 1 kg de callos.
  • En una olla grande, ponemos a cocer los callos cubiertos de agua durante 5 minutos. Los escurrimos y volvemos a cubrir con agua, añadimos una cebolla, un cabeza de ajos, un hueso de jamón, 2 chorizos picantes, 2 morcillas ahumadas, una hoja de laurel y una pizca de sal.
  • Iremos retirando los diferentes ingredientes según estén cocidos.
  • Cuando los callos estén cocidos retiramos la cebolla, el ajo y el laurel. Juntamos todos los ingredientes cocidos de nuevo en la olla.
  • Preparamos un sofrito con harina, aceite de oliva virgen extra y pimentón cuidando que no se queme éste último.
  • Diluimos el sofrito con agua y lo incorporamos a los callos.
  • Ponemos la olla en el fuego y dejamos cocer hasta que reduzca la salsa y se homogenice el guiso terminando de poner a punto de sal.
  • Servimos en caliente.
Compártelo

En esta ocasión os presentamos una receta que es todo un clásico y además, fácil, sencilla, rápida y saludable.

Ingredientes:

  • Pan
  • Chorizo Embutidos saludables El Hórreo

Preparación:

  • Cortamos el pan, en este caso de leña, nosotros hemos elegido este, pero podéis utilizar el que más os guste, y lo cortamos al tamaño que nos interesa hacer el bocadillo.
  • Lo partimos a la mitad para añadir generosamente el chorizo que previamente hemos cortado.
Compártelo

Necesitamos...

  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 200 gr. de brócoli
  • 3 salchichas variadas El Hórreo (al gusto)
  • Ajo molido
  • Sal
  • Pimienta negra

¿Cómo lo hacemos?

  1. Lo primero de todo coceremos en agua hirviendo durante 4 minutos el brócoli para después reservarlo.
  2. Picaremos en dados la cebolla, el calabacín, la berenjena y el tomate y elaboraremos con estos una especie de pisto…Comenzando por la cebolla para posteriormente seguir añadiendo las verduras según su grado de dureza... El calabacín, la berenjena y por último el tomate.
  3. Añadiremos después las salchichas en rodajas y por último el brócoli ya cocido.
  4. Saltearemos todo bien a fuego fuerte sazonando con sal, pimienta negra y ají al gusto…

Compártelo

Seguro que más de uno de los cocineros y cocineras que estos días de fiesta se ponen el delantal para preparar las comidas familiares se enfrentan a la eterna pregunta: ¿Qué cocino este año en Navidad? Hartos de comer siempre lo mismo, muchos buscan alternativas para innovar y sorprender a sus seres queridos. Les ofrecemos algunas propuestas distintas a las recetas tradicionales, que incluyen los embutidos entre sus ingredientes. Al fin y al cabo, es nuestra especialidad.

Si quieren sublimar los sentidos de los que se van a sentar a su mesa, nada mejor que los bombones de sabadiego y cabrales de nuestra marca gourmet El Hórreo 1908. Esta creación del chef José Antonio Campoviejo surgió de un postre y luego se convirtió en un entrante del menú degustación de El Corral del Indianu, distinguido con una estrella Michelín. Luego, gracias a la alianza del cocinero con El Hórreo Healthy Food y al apoyo del Gremio de Artesanos Confiteros del Principado de Asturias, estos bombones se pudieron comercializar. Así que ahora basta con abrir una caja para poder disfrutar este producto, que no sólo ha conquistado los paladares del público, sino que también se ha ganado el aplauso de los expertos en ferias internacionales.

Tras esta delicatesen, toca algo más de toda la vida: unas croquetas, pero de chorizo. ¿Por qué no? En una sartén con aceite de oliva (3 cucharadas soperas), doramos cebolla picada (75 gramos). Una vez retirada la tripa, añadimos el chorizo fresco (250 gramos) en cachitos y, cuando haya soltado la grasa, añadimos la harina de trigo (3 cucharadas). Sin dejar de mover, añadimos la leche sola y la que hemos disuelto en harina de maíz (2 cucharadas). En total, utilizaremos 1 litro de leche. Salpimentamos y echamos nuez moscada, removemos y dejamos cocer la masa hasta que espese. Rectificamos de sal y la vertemos en una fuente plana, que cubrimos con papel film para que no se endurezca. Dejamos que se enfríe convenientemente antes de dar forma a las croquetas, que rebozamos, sucesivamente, en harina, huevo y pan rallado. Lo bueno de las croquetas es que se pueden hacer con antelación y el día de la celebración sólo resta freírlas.

Si quieren un entrante más ligero, y además más rápido de hacer, les sugerimos unas brochetas de alcachofas con chorizo. Hace falta un bote de alcachofas, partidas en mitades, y 3 chorizos de cocinar, cortados en monedas. Luego es tan simple como insertar los cachitos alternativamente en los palitos de brochetas, y freírlas en la sartén o a la brasa. Finalmente, se espolvorean con orégano y pimentón y se riegan con un chorrito de aceite, mejor de oliva virgen extra.

Nuestra cuarta propuesta gastronómica es bien diferente a los platos tradicionales de Navidad: una coca de embutidos. Deshacemos la levadura fresca (25 gramos) en agua tibia (300 mililitros). Colocamos en un bol la harina (500 gramos), le añadimos la sal (10 gramos) y el aceite (40 mililitros) y lo mezclamos todo. Luego echamos poco a poco el agua y seguimos mezclando. Después, amasamos. Cuando esté la masa, le damos forma y la dejamos levar en el horno a una temperatura de 50 grados durante una hora. La sacamos, la estiramos y le damos forma rectangular. Colocamos sobre ella el relleno: cebolla y pimiento picados y los embutidos, que pueden ser morcilla, panceta, chorizo…. Dejamos reposar media hora y, mientras tanto, precalentamos el horno a 200 grados. Echamos un chorrito de aceite de oliva por encima de la coca y horneamos unos 40 minutos a una temperatura de 180 grados.

Compártelo

Son todo un clásico y su sencillez contrasta con la suculencia de una receta que bien resuelve una cena en casa como completa la carta de la legión de restaurantes y tapas que pueblan España. El huevo frito con patatas y salchichas nos hace viajar a la infancia pero, aún crecidos, es uno de esas combinaciones que resuelven. Y que gustan. Los placeres simples son en ocasiones los mayores placeres. La contundencia del plato no está reñida con esos pequeños trucos, sutiles, que alejan un desaguisado en la cocina o un 'ni fu ni fa' de la espléndida sensación de plenitud cuando uno acaba, rebaña incluso, su ración y piensa: para chuparse los dedos. Aquí os dejamos nuestros 'tips' para llegar a ese instante de micro éxtasis con una receta, permitidnos el gusto de calificarla así, legandaria.

Necesitamos...

  • Dos patatas grandes
  • ½ pimiento rojo
  • ½ cebolla
  • 1 salchicha El Horreo
  • 2 huevos

¿Cómo lo hacemos?

  • Pelamos y cortamos las patatas para posteriormente freírlas en abundante aceite hasta que nos queden bien fritas. Las sacamos de la sartén y reservamos.
  • Por otro lado picamos en tiras el pimiento rojo y la cebolla y la rehogamos con un poco de aceite hasta que ambas queden bien tiernas. La sacamos del aceite y reservamos.
  • Cortamos la salchicha en tiras.
  • Cogemos una pequeña sartén limpia y en ella salteamos la salchicha troceada junto con la cebolla y el pimiento previamente cocinados. A estos añadimos las patatas ya fritas, y salteamos todo junto. Por ultimo en la freiremos en sartén aparte dos huevos y los dispondremos sobre el resto de ingredientes presentando para comer en la misma sartén como indica la imagen.

¡Buen provecho!

Compártelo

Una de las primeras recetas que muchos jóvenes se atreven a elaborar es una pizzeta, es decir, una pizza para la que empleamos un pan normal de hogaza, chapata o barra. Es una merienda deliciosa, riquísima y que se puede preparar en familia, en unos minutos y de la que sólo habrá de preocuparnos la temperatura del horno. Como sabéis, las salchichas saludables de El Hórreo ya están cocidas, por lo que a la hora de elaborarlas sólo tendremos que fijarnos en que se funda el queso y en que nuestras riquísimas salchichas adquieran el color que nos guste. En 10 minutos, pocas cosas tan ricas.

Necesitamos...

  • Una buena rebanada de pan
  • 2 salchichas El Hórreo
  • Queso Tierno de Vaca
  • Queso Cheddar
  • Queso Azul
  • Tomate Frito
  • Orégano

¿Cómo lo hacemos?

  1. Untamos la rebanada de pan con salsa de tomate frito. Cortamos las salchichas variadas en pequeñas rodajas y las añadimos a la pizzeta. Por último añadimos el queso azul desmigado y los quesos blanco y cheddar rallados junto con un poco de orégano seco.
  2. Tostamos en un grill a 250 grs. durante unos minutos hasta que el queso esté bien fundido y gratinado.

¡Buen provecho!

Compártelo

El arroz es uno de los ingredientes más utilizados en todo el mundo debido a sus propiedades y su facilidad para combinarlo con otros ingredientes. Nosotros no hemos enccontrado mejor forma de hacerlo que con nuestros chorizos rojos El Hórreo. Esta sencilla combinación nos permite obtener un plato saludable y sabroso que no defraudará a nadie.

Necesitamos...

  • 300 grs de arroz
  • 650 ml de agua
  • 2 chorizos rojos El Hórreo
  • 1 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 1 sobre de azafrán en hebra

¿Cómo lo hacemos?

  1. Haremos rodajas los chorizos y los reservaremos.
  2. Picaremos la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde en trocitos bien pequeños y rehogaremos estas hortalizas con un poquito de aceite.
  3. A medio rehogado añadiremos el chorizo y poco tiempo después el arroz dejando que este quede bien rehogado.
  4. Sobre el arroz rehogado verteremos el agua caliente y dejaremos que se haga a fuego medio.
  5. A media cocción añadiremos el azafrán en hebra y rectificaremos de sal en caso de ser necesario.
  6. Transcurridos unos veinte minutos dejaremos reposar el arroz tapándolo con un paño bien limpio.

Ahora sólo nos queda disfrutar. ¡Buen provecho!

Compártelo

Necesitamos...

  • 800 grs. de patata
  • 6 huevos
  • 1 chorizo rojo El Hórreo
  • Sal

¿Cómo lo hacemos?

  1. Pelamos y picamos las patatas en pequeños dados  para posteriormente salarlas y rehogarlas a fuego lento en abundante aceite. Cuando estén tiernas las sacamos del aceite y las dejamos escurrir bien.
  2. Hacemos trocitos nuestro chorizo desechando la piel del mismo si lo preferimos así.
  3. Batimos bien los seis huevos para  posteriormente añadir la patata escurrida y el chorizo junto con un poquito más de sal si fuera necesario. Mezclamos bien todos los ingredientes.
  4. Engrasamos con un poco de aceite una sartén y dejamos que caliente bien para posteriormente añadir los huevos batidos con el chorizo. Dejamos que cuaje rápidamente para posteriormente bajar un poco el fuego de la sartén.
  5. Volteamos y dejamos hacerse por el otro lado. Cuando esté hecha por ambos lados retiraremos del fuego y dejaremos reposar antes de consumir.
Compártelo

Esta receta es tan fácil de cocinar como sabrosa y, cuando decimos fácil, nos referimos a un punto por encima de tirado y cinco por debajo de dificultad media. Imaginaos, entonces, qué sencilla y que buena debe de ser esta elaboración que permite disfrutar de una de las joyas chacineras de Asturias, el sabadiego, del que ya os hemos hablado largo y tendido en este blog. ¿Preparados para convertirlo en un pastel?

Ingredientes: 

-2 sabadiegos
-7 huevos enteros
-1/2 litro de nata líquida
-1/2 litro de salsa de tomate
-Sal al gusto de cada uno
-Una pizca de pimienta blanca
-Mantequilla para huntar el molde
 
¡A cocinar!
Pela los sabadiegos, córtalos finos y fríelos en una sartén con poco aceite, sin que se hagan mucho. Mientras tanto, bate los huevos en otro recipiente, añádeles salsa de tomate, la nata, la sal, la pimienta blanca y los sabadiegos, una vez que se hayan frito. Solo queda verter la mezcla, triturada, en un molde con mantequilla y enharinado y meterlo a 180 grados en el horno. Prueba a pincharlo con una aguja. Cuando salga limpia, habrás terminado tu pastel.
 
Ya te advertimos que era fácil, ¿no?
 
Compártelo

Hay quien considera las croquetas una auténtica obra de arte, una prueba de fuego para cualquier restaurante, de mantel y copete o de tapeo y auténtica informalidad. Pocos bocados comparten carta en espacios tan distintos: templos consagrados con estrellas Michelín, tabernas, bares de pueblo, sidrerías…De norte a sur y de sur a norte de la Península Ibérica.

Atrás quedaron los tiempos en los que la única croqueta sobre la mesa era la de cocido. Las hay cremosas, las hay líquidas, las hay de jamón, de boletus, de compango… Nosotros hoy os traemos unas sencillísimas y diferentes: de morcilla, piñones y miel. ¿Os atrevéis con ellas?

Ingredientes:

Morcilla El Hórreo

Huevo

Piñones

Pan rallado

Miga de pan

Miel

Harina

Elaboración:

Pelamos la morcilla y la amasamos mientras la juntamos con los piñones y un poco de miel. Hacemos bolitas o cilindros con ellas, ¡la forma la eliges tú! Solo queda pasarlas por harina, huevo batido y pan rallado antes de echarlas a freír. Cuando las saques no te olvides de escurrirlas sobre papel para evitar que queden muy aceitosas. Solo te falta probarlas :)

Compártelo
Bocata de criollo picante El Hórreo

Nos gustan los guisos y los fondos, las cocciones lentas y todos los sabores y matices de la gran cocina. Pero también nos gusta disfrutar como enanos de un buen bocadillo, sabroso y sencillo. Y, con productos El Hórreo, saludable. 

Para hacer este bocata vas a necesitar un criollo picante El Hórreo, un poco de queso cheedar, y pan. (Te recomendamos que emplees pan congelado y precocido, aunque si lo que tienes es pan del día anterior también te vale, ya que se quedará muy crujiente al meterlo al horno).


Vamos con la receta, ya verás que sencillo y qué rico. No tengas miedo con los criollos picantes, porque el picante no es bruto sino que está en su justa medida para realzar el sabor. Si quieres, también puedes hacer este bocadillo con criollos sin picante saludables de El Hórreo.



LA RECETA DEL BOCATA DE CRIOLLO SALUDABLE EL HÓRREO

En un poco de papel de aluminio doblado por los bordes para evitar que se salga la grasa que suelte el criollo y para sacarlo más fácilmente.

Ponemos el criollo y lo metemos al horno al tiempo que encendemos este, indicando que nos de calor por arriba y abajo y hasta 200 grados. Metemos el pan a su lado.


En 12 minutos aproximadament,e tendrás hecho tanto el criollo saludable El Hórreo como el pan. Sácalos. Abre el pan con mucho cuidado de no quemarte, y añade un poco de queso cheedar, del mismo largo que el criollo y el pan. Vierte un poco de la grasa derretida del criollo sobre la miga y sitúa el criollo entre el pan.



Deja que el queso se funda al tiempo que el pan y el criollo El Hórreo van enfriándose y después, ¡después disfruta de un bocata riquísimo!! 


¡Buen provecho!

Compártelo

Fuente: Canal Cocina

Ingredientes:

1 Manzana granny Smith

1 Morcilla El Hórreo

100 gramos de queso gorgonzola

Media Cebolla

1 nuez de mantequilla

Sal

Aceite de oliva virgen

Harina

Elaboración:

Comenzamos cortando cuatro rodajas muy finas de manzana, las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite. Posteriormente, las meteremos en el horno a 220 grados hasta que estén crujientes.

Picamos el resto de la manzana y la pochamos en una sartén con mantequilla. Cortamos también el queso gorgonzola y lo añadimos a la manzana cuando esté tierna.Por otro lado, cortamos la cebolla en juliana y la doramos con unas gotas de aceite. Reservamos la cebolla nos vamos con la morcilla, que pelamos y sofreímos en la misma sartén de la cebolla.

¡Ya podemos hacer nuestro milhojas! Alternamos capas de manzana con queso y de morcilla....

¡Et voilá!

Compártelo

Sabemos que el invierno se ha acabado y nos hemos embarcado en una incipiente primavera. Eso pone nuestro calendario pero…nos asomamos por la ventana, la misma ventana desde la que vemos el hórreo que nos da nombre, y vemos en el mundo en color verde y gris; verde de nuestros prados y gris de nuestro cielo. Y hace frío, probablemente más que hace quince días cuando aún estábamos en el bien llamado invierno.

El caso es que hay veces en que el tiempo pide a gritos... y nosotros no podemos más que rendirnos a sus exigencias. Esta semana el tiempo exige plato de cuchara y…¡qué plato!

¿Ya habéis probado el pote de berzas con sabadiego? Así recomiendan hacerlo en Mac Recetas.

Ingredientes:
- Berzas
- Dos sabadiegos
- un trozo de chamón
- un trozo de tocino
- 300 grs. de patatas   
- sal

Preparación:

En primer lugar, cuece las berzas con un poco de sal. Cuando estén tiernas, escurre y trocea. Si has hecho demasiadas con el ánimo de congelarlas, éste es el momento. Haz una bola con las berzas troceadas y bien escurridas y envuélvela en papel film. De esta forma, servirá para un próximo uso sin necesidad de descongelar previamente.
Pon, por otro lado, los sabadiegos, el tocino y la carne en una cazuela cubierta con agua fría y llévala a ebullición, permitiendo que se cuezan hasta que la carne esté tierna..
Junta verdura y carne, lleva de nuevo a ebullición, añade las patatas troceadas en dados medianos y rectifica de sal.
Cuece hasta que las patatas estén hechas y deja reposar.
Compártelo

Prepara un sabadiego es cosa de niños


Pocos platos tan sabrosos se pueden realizar de una forma tan sencilla. Atentos, que la receta es rápida: Cortar el sabadiego en rodajas, freír en abundante aceite durante dos o tres minutos y servir sobre unas patatas fritas, dejando que un poco de la grasa del sabadiego saludable caiga sobre estas.
 
Es fácil, cómodo y lleno de sabor. ¿Por qué no probarlo? ¡Sorprenderá y gustará!
 
Compártelo
El sabadiego es el embutido del sábado. En el diccionario de la Real Academia de La Lengua Española figura "sabadiego" (Asturias) o "sabadeño" (León). En su origen el sabadiego era un embutido humilde, puesto que en cuaresma se practicaba vigilia. Como el viernes no se comía carne, el sábado parecía un poco excesivo comer jamón, por ejemplo. 
 
Es por ello que mucha gente utilizaba sabadiego, que estaba hecho con vísceras, cebolla y sangre, como reintroducción en la carne después de la vigilia, para darle sabor al potaje y muchas veces ni se comía. Era considerado un embutido de baja calidad.
 
En el año 1988, un grupo inquieto de amigos fundó la cofradía gastronómica de los Caballeros de la Orden del Sabadiego con el objeto de recuperar este embutido que había caído en el olvido. Liderada la Orden por Miguel Ángel Fuente, entre los caballeros fundadores se encontraba José Severino Monte, del clan familiar de Embutidos El Hórreo, que fue la empresa que reinventó el embutido (posteriormente se incorporaron otras empresas al proyecto). 
 
Partiendo de la fórmula clásica, se sustituyeron las vísceras por carnes de la máxima calidad. El resultado es en la actualidad un producto de primer nivel, ligeramente ahumado, como los embutidos asturianos, con unas posibilidades gastronómicas increíbles.
 
Como ingrediente de fabada asturiana, alubias, garbanzos o lentejas en potaje, el sabadiego es un ingrediente que aporta gran riqueza a los platos. Pero no sólo se puede usar para potajes y cocidos. Una forma muy rápida de consumirlo es cortado en rodajas y frito, con huevos y patatas o tortos de maíz (les confieso que es nuestra forma favorita). 
 
También se puede hacer a la barbacoa, al horno o a la sidra, esta última típica receta asturiana. Se puede incluir en guisos, como patatas guisadas con sabadiego (al estilo de patatas a la riojana). Pero también se han hecho con el sabadiego preparaciones actuales, como el magnífico pastel de sabadiego que impulsó en su día Casa Conrado o, más reciente, los estratosféricos bombones de sabadiego que ha desarrollado El Corral del Indianu
 
 
Sigue siendo el sabadiego la gran joya por descubrir de la gastronomía  asturiana.
Compártelo

Hoy os proponemos una receta sencilla y, a la vez, riquísima y original. Bombones de morcilla, pero  unos bombones que nada más verlos os recordarán a una marca muy conocida de la cual fue durante muchos años embajadora Isabel Preysler…ya sabéis de qué os hablamos, ¿verdad? Exacto. Ferrero Roché de morcilla, un delicioso y sorprendente entrante.

Ingredientes:

-2 morcillas El Hórreo

-4 huevos

- Almendras peladas

-Queso en daditos

-Aceite

- Pimienta Negra

- Moldes de papel de bombón

¡A cocinar!

En primer lugar, desmenuza las morcillas y júntalas en un recipiente hondo con dos huevos y las yemas de los otros dos restantes. Échales la pimienta y remueve.

Una vez que lo hayas hecho, comienza a hacer bolitas pero no te olvides del relleno. Incorpora el corazón a tus Ferrero Rocher y pon un  dado de queso dentro de cada uno de ellos.

Puedes reservarlo en el frigorífico hasta el momento de freírlo o ponerte manos a la masa en el mismo momento.

En algún momento del proceso hay que picar las almendras para que queden en trocitos. ¡Requiere paciencia pero sirve para soltar adrenalina!

Una vez que decidas seguir adelante con el proceso, bate las claras de huevo restantes. Moja las morcillas en la clara de huevo y pásalas después por almendra.

Solo queda pasarlas por la sartén a fuego medio, recudirlas y, posteriormente, presentarlos en los moldes de papel.

Compártelo

Pocos ingredientes principales son tan flexibles y proclives a la interpretación como los arroces. Existen multitud de formas de prepararlos y disfrutarlos, aptos para todo tipo de paladares. Nosotros hoy os hablaremos del arroz al horno, típico (como no) de la Comunidad Valenciana. Siempre hemos oído que nació al calor del cocido, para aprovechar sus restos, y a tenor de sus ingredientes, tiene todo el sentido. Es conocido, también, como arroz ‘paseado’ puesto que había que pasear la cazuela para dejarla en el horno más cercano, generalmente en panaderías, dado que los hogares carecían de este ingenio tan común en nuestros días. 

 

Ingredientes:

3 vasos de arroz
5 tiras de bacon
3 morcillas EL Hórreo

1 vaso grande de garbanzos cocidos
2 patatas grandes
3 diente de ajo
1 tomate
4,5 vasos de agua o de caldo
Sal

Pimentón dulce
Aceite

¡A cocinar!

 

Precalienta el horno a 225º y, mientras tanto, sofríe el arroz y añádele el pimentón.

Quítalo del fuego y viértelo sobre una fuente de barro con los garbanzos y el caldo (o agua).

Sácalo del fuego. Es hora de pasarlo a una fuente de barro para añadirle  los garbanzos y el caldo (o el agua, el ingrediente que hayas elegido).
Ahora, coloca las patatas cortadas en rodajas, los tomates, también en rodajas, el bacon y las morcillas.

¡Y al horno! En tres cuartos de hora, más o menos, ya tendrás listo el plato. Solo queda chuparse los dedos. 

Compártelo

Hay pocas cosas más ricas que el sabadiego. ¡Nos encanta! Aunque en este blog leeréis bastante sobre él (esperemos que se convierta en un producto más de vuestra despensa), os lo presentamos. El sabadiego es un embutido típico de Noreña, a medio camino entre el chorizo y la morcilla. Decimos a medio camino porque se queda con lo bueno de los dos al juntar la carne de los primeros con el resto de la segunda. El sabadiego era un plato de sábado que ha ido evolucionando hasta convertirse en un producto excelente.

Hoy os proponemos que lo probéis deconstruido en picadillo con tortos y queso cabrales. ¡¡Riquísimo!!

Ingredientes:

- 600 gramos de harina de maíz
- 200 gramos. de harina de trigo
- Agua
- 500 gramos de sabadiego
- 100 gramos de queso de Cabrales
- 3 huevos
- Aceite
- Sal

¡A cocinar!

Empieza con las manos en la masa. Mezcla en un bol harina de maíz, de trigo y agua y remueve hasta que te quede compacta sin pegársete a las manos.

Ponte con los sabadiegos. A la masa le viene bien reposar. Pícalos y guísalos. Cuando veas que están listos, añádeles el queso cabrales, removiéndolo y permitiendo que se funda. Añade también los huevos batidos, que deberían cuajar en unos segundos.

Mientras tanto, da forma a la masa para que se convierta en una superficie lisa, usando harina para facilitar el trabajo. Es hora de cortarla para convertirla en tortos. Pero, para eso, deben pasar por la sartén.

Fríelos hasta que veas que se infle.

Usa los tortos de base y, sobre ellos, vierte el picadillo de sabadiego con queso cabrales.

¿Te convence?